Porque nuestra voz es importante

Cuida tu herramienta de trabajo, cuida tu voz.

Ya sea tu herramienta de trabajo o no, es muy importante saber hacer utilizar nuestra voz. Un mal uso o abuso de ella, nos puede acarrear problemas que a la larga nos puede pasar factura, generando patologías que pueden llegar a requerir de intervención quirúrgica.

Diapositiva3_1

Son muchas las ocasiones en las que nos encontramos (o podemos encontrarnos) con molestias en nuestra garganta. Sobretodo en épocas de cambios estacionales, tras un intenso uso de nuestra voz… etc. Los síntomas varían según la persona y el motivo de la afección. Lo más correcto es ir al Otorrino para que nos haga una estroboscopia (exploración de la laringe), éste derterminará si existe o no patología alguna. En cualquier caso, siempre será recomendable pasar por un logopeda que nos dirija y nos de pautas para tener siempre una voz perfecta.

En muchas ocasiones hacemos caso omiso a éstas recomendaciones y recurrimos a tratamientos tradicionales como: tomar bebidas calientes, caramelos de menta, susurrar, etc. Éstos y un sinfín de mitos llegan día tras día a nuestras consultas. El paciente es consciente de que algo no va bien en su voz y trata de paliarlo tomando mil recetas que no llevan a ningún fin. El síntoma puede disminuir pero no llegar a desaparecer.

Es aquí cuando interviene un logopeda,  que trabaja con el paciente todos los aspectos que intervienen en la voz:

  • El control Postural
  • La Relajación Muscular
  • La Respiración
  • La Coordinación Fono-respiratoria
  • Y la Impostación Vocal

Con todo esto, el logopeda ayuda al paciente a encontrar el tono idóneo en el que éste puede hablar sin hacerse ningún daño, en definitiva, le enseña a usar su voz de la manera más sana posible.

Pero no solo es importante la labor del logopeda, el paciente debe colaborar y poner en práctica todas las pautas recibidas por el profesional. Por lo tanto, ante cualquier molestia o malestar en nuestra voz, acudir a un profesional es la solución más efectiva.

A continuación os adjunto un listado de recomendaciones para que nuestra voz este siempre perfecta, lo que debemos evitar y lo que no.

Debemos evitar:

  • Carraspear y toser con el fin de aclararnos la voz.
  • Gritar.
  • Susurrar (no es lo mismo susurrar que hablar en un tono más bajo)
  • Fumar.
  • Usar la voz cuando nos sintamos tensos.
  • Usar la voz cuando estemos enfermos o cansados, fatigados o depresivos.
  • Evitar el aire acondicionado y/o la calefacción de uso directo.
  • Hablar en ambientes muy ruidosos.
  • Hablar rápidamente apurando el aire mientras se habla.

Se recomienda:

  • Reposar la voz
  • Tomar agua con frecuencia
  • Dormir y descansar bien
  • Buscar momentos para la relajación, evitando estados de nerviosismo o estrés.

NO debemos pasar por alto los signos prolongados de tensión vocal, dolor de garganta, ronquera… En ese momento, consulte a su médico si éstos síntomas permanecen más de 10 días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s